temp3

temp3

lunes, 24 de septiembre de 2012

Fiebre, neuropatía y amor



Casi ya no puedo distinguir los ojos blancos de la Drosophila mutante, con el pincel acomodo a la mosca hacia el centro del foco, ajusto el lente, mejoro la resolución, pero el estereoscopio que estoy usando no es el problema, sino yo. Mis ojos empiezan a arder, la tos empeora y los saltos de mi pierna no me deja tranquilo. Nataly me ve desde la otra mesa "¿Te sientes mal?". "Sí" le respondo, pero ya falta poco para terminar la práctica, solo ver unas cuantas mutaciones más y me iría a casa.

Salgo del laboratorio y tras quitarme el mandil comienzan los escalofríos. Siento mi cara adormecerse y sólo quiero acostarme en mi cama. Llego al paradero tambaleando, me tropecé 3 veces pero no me caí, mi andar es torpe, supongo porque la temperatura aumenta y mis piernas me responden menos. Tomo el taxi y le mando un mensaje a mi hermano diciendo que no iría a la misa de mi tío, que estoy peor que ayer y que me quedo en casa. 

Son las 6:00 pm. Llego al departamento, saco mi llave y después de 4 intentos abro la puerta. No hay nadie. Mis labios están secos, tomo un poco de agua y siento un dolor en mi garganta. Tomo un antigripal y un Neuropentin. Me cambio de ropa y me tomo la temperatura: 39.5 °C "Con razón". Llamo a mi hermano para preguntarle si puedo tomar 2 Paracetamol de 500mg. Hecho. En eso llega mi papá, me pregunta qué me pasa y le digo que estoy con fiebre y que quiero descansar. Me trae una tasa con limón caliente y me pregunta si quiero comer arroz chaufa que acaba de comprar "No pa, ahorita solo quiero dormir". Me besa en la frente y me dice que le pase la voz si necesito algo. Apaga la luz y sale del cuarto.

Mi cabeza me duele y me da vueltas. Estoy arropado, tengo 10 kilos de frazada encima mío y aún tengo frío. No sé como pero me quedo dormido. Me levanto a eso de la 1am. Me voy al baño y mis hermanos están jugando play. "Ohh ya te despertaste, ¿te sientes mejor?". "Sí, algo mejor que antes de dormirme" les digo, muero de hambre. Voy a la cocina y me como un plátano. No quiero comer mucho porque si me duermo rápido fácil que me da pesadilla, ya me ha pasado. Tomo un vaso de limonada y los acompaño un rato en el juego, luego me llevan a mi cuarto y nos ponemos a ver videos de Yo Soy y de Enchufetv. Ya son las 2am y les digo que voy a volver a dormir. Sí, que fácil es decirlo.

El daño que sufrió mis sistema nervioso periférico tras la operación hoy está sacando sus garras y me rasga hasta los huesos. Los dolores neuropáticos en mi pierna me hacen retorcer para no gritar y así evitar despertar a los demás. Son como agujas eléctricas debajo de la piel que aveces pueden ser leves y otras pueden hacerte temblar el cuerpo entero. La fiebre hace que este "shock eléctrico" sea más continuo. Es un dolor que solo dura 3 segundos, pero que me viene cada 25. Voy 2 horas tratando de dormir y no puedo, estoy harto. Me paro y tomo un Neuropentin. Vuelvo a la cama trato de cerrar los ojos y nada. Pongo una almohada debajo de mi rodilla, nada. La pongo entre mis rodillas, nada. Estiro mi pierna, nada. La doblo, nada. Me acuesto hacia la derecha, hacia la izquierda, "por favor", nada. Me desespero, me paro y la sensación empeora. Cojo mi muslo como si así pudiera evitar que el dolor se propague, agarro la botella de agua y tomo un Neuropentín más, estoy cansado. Me vuelvo a echar y espero que haga efecto. Soy un ingenuo. Cierro los ojos para engañarme y pensar que estoy durmiendo pero la electricidad no para, mi otra pierna comienza ahora también a padecer los efectos de la fiebre y serán otras 2 horas más en sentir que la noche nunca acaba.

"Buenos días ¿has podido descansar?"
"No"
"¿Vas a ir a la universidad?"
"No"

Mi papá está sentado a mi costado, tiene una mirada de "sé que estás cansado" pero su esbozo de sonrisa siempre es optimista. Él es el único hombre que me mira con amor de verdad, que es capaz de pelearse con medio mundo con tal de evitar que siga mal o con fiebre. Suelo quejarme de que aveces me trate como a un bebé, pero dicen que para un padre siempre sus hijos seguirán siendo sus hijos y hoy más que su hijo despertó con aún 39.5 °C de temperatura y sin poder pegar los ojos en toda la noche. "Te vas a mejorar" y a pesar de no saber lo que pasará mañana sólo tomo su mano y hago mío su sentimiento con un "Sí, voy a estar mejor".

30 comentarios:

  1. Hola:

    Pues que decirte brother... tal vez solo que a pesar que no nos conocemos sientete acompañado desde la distancia por quienes compartimos tus experiencias a traves de la lectura de tu blog. Cuidate mucho y déjate cuidar también...

    ResponderEliminar
  2. Munani!!! Tienes que recuperarte!!! Me imagino esos fuertes dolores y te juro que me duelen a mí mientras leo! Sé fuerte!!! Más de lo que ya eres!!!

    Todo pasará! Respira profundo y no pierdas ni la fe ni la esperanza.

    Mira siempre al frente, y al lado en donde estará tu papá, tendiéndote la mano.

    FUERZA MUNANI!!!

    ResponderEliminar
  3. Solo Neuropentin?? Se que no deberia, pero me atrevo!! y si preguntas a tu medico por otras alternativas, la pregabalina por ejemplo, asociada a algunos aines logra efectos increibles.
    Pero esto es pasajero ¿no?, por la operacion o ¿es un dolor constante?

    Pues acostumbrate, aunque tengas 36, los padres siempre nos ven como sus hijos pequeños! Ya vieras a mi mama agarrandome de la mano para cruzar la pista! Yo obviamente no digo nada, dispongo de tan poco tiempo para pasarla con ella que agradezco siempre sus muestras de cariño!

    Te envio un abrazote! Uno grandote! uno que te rompa las costillas! jajajajaa Hoy converse con Mijail, si es que las cosas sucenden bien es probable que nos veamos pronto!! Mientras sigue estudiando!!! Y cuidate!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Neuropentín ya no me hace ni cosquillas pero los dolores no vienen siempre, aveces, la fiebre hizo que aumentaran demasiado. Oh! el número prohibido jajaja sí, los quiero bastante. See you soon :)

      Eliminar
  4. A mí me pasó algo similar, pero por otras causas. La piel me punzaba como si fuesen miles de agujas. Al día siguiente fui a chequearme, y me dijo que estaba bien con el sistema circulatorio (y no sabes cuán roja se puso mi piel hace dos años) y tenía que hacerme revisar los oídos... pero no era eso lo que me causaba el malestar general. Fue la depresión. Bueno, ahora la estoy tratando. Y ten paciencia, y visita a otros médicos.

    A propósito, me hiciste recordar el posteo de mi blog "Amor Cierto", sobre lo que pasó con mi papá, y hoy yo lo atendí. El post se llama "El amor se expresa con atención", y claro que es muy importante.

    Esto que te ha pasado hoy, pronto desaparecerá. Solo sigue tu vida, tratándote y haciendo las cosas que siempre sueles hacer, así como comunicarte con las personas claves que hacen bien en tu vida.

    Bendiciones. Feliz tu existencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comunicarme con las personas claves que hacen bien en mi vida... me ha encantado y sí, en estos momentos es cuando más las necesitas. Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  5. Ese momento cuando nos enfermamos y que nuestra familia nos cuida como dices, como un bebé.
    Es horrible estar asi, casi pude sentir lo que estabas sintiendo, pero cuando la enfermedad nos ataca, es realmente horrible...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. hijole mi buen munami, cuidese mucho mi carnal, no puedo imaginar ese dolor tan grande fisico, me conmovio tu padre. que bello!!
    te mando otro beso curador :3

    ResponderEliminar
  7. Animo! y si, te vas a mejorar! desde aquí te mando las mejores vibras! ten por seguro que te llegaran! Beso enorme! ♥

    ResponderEliminar
  8. A recuperarse pronto.
    Bacano blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, lo digo, lo digo, lo digo... tocayo! XD

      Eliminar
  9. Yo solo deseo de todo corazón que te recuperes y que no te dejes vencer por favor, la fiebre es muy peligrosa por favor cuídate.


    Te mando un abrazo muy fuerte que te alivie.

    ResponderEliminar
  10. El domingo me fui a dormir a casa de mis padres, aunque ahora mi lugar es el sofá, tuve una gripe incluso ahora estoy poco a poco despidiéndome de ella, me dolía la espalda horrible así que necesitaba que me froten la espalda con Vick... Y así fue... El amor de los padres jamás desaparece, y al parecer tampoco cambia pues siempre seremos sus nenes...

    Eres valiente Muni y eso admiro en tí, agradezco volver a los blog pues he conocido gente que me motiva y me enseña con cada unas de sus experiencias... Muchas gracias y ánimo, que detrás de tu padre están todos los que te estimamos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo, gracias y sí para mis padres siempre seré su bebé, ¡y lo dicen en frente de mis amigos!! XD

      Eliminar
  11. Espero que ahora ya no tengas ninguna fiebre, y leas los comentarios con una sonrisa, sino pues aguantarle que ya pasara.

    ResponderEliminar
  12. Que tierno tu papi, pero es así, para nuestros papás siempre seremos sus niños, es inevitable :0)

    Espero que te mejores lo más pronto posible Munani, te mando un besote y un abrazote con todo mi cariño :0)

    ResponderEliminar
  13. se q debes haberte sentido remal, pero peor hubiera sido de no tener a nadie quien se preocupe por ti.. espero te mejores ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la verdad, cuando estás solo debe ser bien bien difícil.

      Eliminar
  14. Tienes un buen padre, espero que te recuperes pronto porque vienen los parciales

    ResponderEliminar
  15. y yo q a veces me quejo de fuertes calambres q me dan en las piernas en las noches, pero comparado con lo tuyo obvio lo mio no son mas q cosquillas.
    fuerza munani, un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Últimamente andas tan porno xD pero está genial! ;)

    ResponderEliminar