temp3

temp3

sábado, 15 de septiembre de 2012

Sinfónica familiar



Mientras me terminaba de cambiar pensando en las cosas que estaba dejando pendiente para cuando regresara escucho a mi apurado hermano Oli: "¡NO TE OLVIDES DE LA CÁMARA!!!". "¡YAAA!!" le respondo y después de una búsqueda veloz tomo la cámara, salgo del departamento y entro al ascensor donde ya todos me estaban esperando. "Ni me he peinado" digo mientras me miro en el espejo del ascensor, pero mi hermano tenía razón, estábamos con la hora. Salimos los 5 del edificio y a mi precavida madre se le sale una pregunta importante "¿y las entradas?". Oli se paraliza y me pregunta "¿tú no tienes las entradas?", y yo con menos paciencia que antes respondo "Si tú fuiste el que las compró, yo ni sé dónde están". Mi hermano nuevamente subió por el ascensor los 12 pisos mientras nosotros avanzábamos para tomar el taxi.

"Buenas, ¿al teatro de Lima que está en la Javier Prado?"
"15 soles"
"¡¿tanto?! mmm... Ya vamos aquí nomás, sino no llegamos" 

Mi hermano (el gordito) iba adelante. Atrás estábamos yo, mi mamá, mi otro hermano (ya con las entradas) y mi papá. Eran las 7:20pm y le decía a Oli (el de las entradas) que no se preocupara, que sí íbamos a llegar porque faltaban 40 min y yo suelo llegar en 20 min donde mi terapista que vive cerca de allí, así que relax ok?...

después de 35 min...

¡¿Pero cómo se le ocurre ir por la JAVIER PRADO en HORA PUNTA?!!, yo con ganas de ahorcar al taxista y ya más angustiado que mi hermano no paraba de chequear desde mi celular cada minuto que pasaba y es que si no llegas a la hora pues es simple, te cierran la puerta. Puntualidad señores, puntualidad!. "Bien, es en esa esquina". Bajamos volando del taxi y subimos la rampa hacia la puerta principal del Gran Teatro de Lima. Una construcción moderna, sofisticada y muy iluminada que al costado del tren eléctrico y cerca a la nueva Biblioteca Nacional le da un aspecto optimista a nuestra aveces descolorida ciudad.



 Mostramos las entradas en la puerta y un joven sonriente me dice amablemente "Si quiere lo llevamos en silla de ruedas hasta su asiento" y en mi mente pensé "PERRRRRDÓN?" así que respondí con un sonriente "No gracias, así está bien". Tomamos el ascensor hacia el segundo nivel donde otro joven muy amable (aunque menos guapo que el primero) nos llevó a los 5 asientos reservados. La vista era espectacular.


En eso suena un timbre y una voz delicada nos dice: "primera llamada, se les invita pasar al recinto para el inicio de la función". "Esa llamada es para los tardones" digo bien sinvergüenza a mis hermanos que corroboraban lo mucho que se parecía el lugar al congreso intergaláctico de Star Wars. Luego otra llamada: "Los celulares deben estar apagados durante toda la función y se les recuerda que las cámaras y videograbadoras están prohibidas". "¡Qué?!¡Si me demoré exclusivamente por traer la bendita cámara!".  Después de 2 llamadas las luces descienden y hace su entrada la Orquesta Sinfónica de Lima. Todos bien elegantes. Lo que más me gusta de estas agrupaciones es que habían mujeres y hombres de todas las edades, toman sus respectivos asientos, silencio absoluto y por una extraña razón... ¡no pasa nada! ¿Por qué? y mi hermano me dice... "El director de orquesta está bien sentado en el baño y está que usa las partituras para limpiarse el..."

No puede ser, el silencio se hacía cada vez más incómodo, yo temía ya escuchar a alguien gritar "MI PLATAAA" y me lamentaba no poder darle una mordidita al trozo de pastel que guardaba en mi morralito (una cartera que no es cartera), pero en eso aparece. Muy elegante el tardón director de orquesta saluda y todos aplauden (pero que tal con...). Sube al podio, levanta los brazos y comienza la orquesta sinfónica con el 1er tema de Wolfgang Amadeus Mozart titulado:

 "Sinfonía n°41 en do mayor, K. 551 (Jupiter)"


¡¿JUPITER?! este artista no es internacional, es INTERESPACIALl! pero viendo mejor el programa me di cuenta que esa sinfonía estaba compuesta por canciones como Allegro vivace, Andante cantabile, Menuetto, y otras todavía más aburridas. Igual estoy impresionado, el sonido es sublime y la coordinación impecable, así que emocionado en  un susurro casi inaudible volteo donde mi mamá diciendo "Mami que bonito tocan" pero mi mami está bien dormida sin siquiera haber llegado al minuto de presentación. "Mami, te estás durmiendo", pero era una misión imposible, mi mami estaba mal de la garganta y mi hermano le había dado 2 panadol de 500 que la doparon en tiempo record. Mi mami se pasó TODO el espectáculo musical durmiendo como un angelito "al menos sus sueños tendrán banda sonora" pensé.

La 1ra estuvo chévere, la 2da bien, la 3ra ammm, para la 4ta me di cuenta que ya estaba recogiendo mi cuello de tremenda cabezeada que estaba dando. ¡Me estoy quedando dormido!, volteo y Oli también estaba igual y con el descaro de tirar la cabeza hacia atrás todavía. Solo mi papá y mi otro hermano estaban atentos al recital. En la 2da mitad entró el coro ¡qué diferencia! así sí. Habían tenores, sopranos y se escuchaba muy bien, pero creo que el problema eran las canciones. No eran conocidas. Hubiera sido mejor un espectáculo temático con las bandas sonoras de películas épicas como Titanic, Harry Potter, Star Wars, El Señor de los Anillos o cosas así, con decirles que el penúltimo tema se llamaba "Benedictus".

¡Al fin se acabó! diré, cuando se acabó, todos salieron muy ordenados, mi mamá se despertó misma  blanca nieves, mi papá elogiaba a los músicos y mi hermano reclamaba a Oli el haberse quedado dormido en el espectáculo al que él mismo nos había invitado. Yo moría de hambre así que mientras salíamos aproveché en comer el pastelito que no pude probar en las 2 horas de función. Sí, no tengo costumbre de escuchar música clásica, quizás exceso de cansancio, sueño acumulado, yo que sé, pero  aunque me dormí en el esfuerzo de 30 músicos y 30 coristas igual fue una noche bonita, me gustó el nuevo teatro, elegante y la iluminación aclaraba las rubias cabelleras de la mayoría de invitados, obvio excepto las nuestras. Tomamos un taxi, mi mami se volvió a dormir y yo pensaba en los tapones de algodón para mis tubos de ensayo que tenía que hacer ni bien llegara a mi casa. Fue una noche de familia, una noche de teatro que si bien quedó mucho en nuestros sueños al menos dormimos juntos.

35 comentarios:

  1. Vaya, yo nunca he ido al teatro, pero si lo hiciera creo que me quedaría dormido al igual que la mayoría de tu familia, Munani. Respecto a la función en sí, parece que estuvo interesante, aunque bueno, tal vez hubieran puesto temas conocidos como bien dices para evitar más personas durmiendo xD

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y fácil que no fuimos los únicos dormilones ^^ Saludos!

      Eliminar
  2. Me encantaría ir, espero no dormirme pero me gustaría escuchar una función así :)
    bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bonito, supongo si conoces las canciones lo disfrutas más.

      Eliminar
  3. Amo asistir a conciertos de sinfónicas, sea cual sea el programa de obras que se toquen simplemente lo amo, la ejecución de los músicos a sus instrumentos, lo suave o potente que puede llegar a ser la música. Pobre de ti creo que realmente fue un caos llegar a tiempo.

    Finalmente fue una buena noche.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti sí te recomendaría entonces la función. Están todos los viernes y cada semana es una orquesta distinta, justo ese viernes fue la nacional. Saludos.

      Eliminar
  4. Yo pateo a tu hermano! Jajajaja se parece tanto a mi hermana!! Jajajajaaja
    Cuando salíamos en familia! Yo era el que tenía que arrear a todo el mundo para no llegar tarde, al punto de ponerme insoportable! Jajajajja y mi hermana se demoraba a propósito!
    La música clásica y yo tenemos una historia álgida y terrible que la contare en una entrada espejo!! Te envío un abrazote grandote!! Yo hubiera despertado a mi mama de un codazo! Jajaja esas experiencias son únicas! jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi mami ni un temblor la despertaba ^^ ¿entrada espejo? mmmm interesante :)

      Eliminar
  5. Hola brother: Pues dicen que para poder escuchar mùsica clàsica hay que tener algo de sensibilidad. Pero que bien que veas lo positivo de la experiencia...que todos pudieron dormir juntos :)

    Personalmente me gusta Johan Sebastian Bach (como dice la canciòn jejejeje) y gracias a la mùsica clàsica eh aprendido a escuchar todo gènero musical.

    Te cuidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abuuu soy insensible jajaja pero que bueno que sepas escuchar música clásica, es muy poderosa e imponente, por momentos me escarapelaba el cuerpo. Un abrazo!

      Eliminar
  6. Viendo el lado bueno, durmieron juntos, el lado malo, estuvieron juntos pero solos.


    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno hacía lo suyo, pero las ganas de un día estar los 5 reunidos fue de todos. Un abrazo malque! ^^

      Eliminar
  7. me gustan alguna piezas de musica clasica pero creo q si voy a un concierto tambien me quedaria dormido jeje. como dices, si se tratara de un concierto sinfonico con bandas de sonoras de peliculas famosas o videojuegos (como hay en estados unidos) ahí me animaria mucho mas.
    saludos, munani.

    ResponderEliminar
  8. No soy muy amante a la música clásica... de hecho, por las fotos, no sabia que habia teatros así en Lima.... pero bueno, normal! Cómo que no se permite camara... sí se permite siempre y cuando no haya flash xD

    Cuidate
    Erik!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja que miedo, había un chico vigilando y monjitas atrás nuestro, sí! como si nos vigilara la conciencia ^^

      Eliminar
  9. Como pueden quedar dormidos jjajaja. Tanto pagan su entrada y lo desaprovechan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hermano imitaba la voz de mi mamá y nos decía: "Ay hijo, yo vengo al teatro a jatear!" XD

      Eliminar
  10. Qué lindo!!! La foto que has tomado del nuevo teatro está perfecta! Cada vez que paso por ahí me pican las ganas de entrar y ver alguna obra, pero ahora sí sé que sinfónicas no gracias jajajaja... me imagino tus ojos de dormido y sorprendido al ver a Oli cabecear con total confianza como si estuviera en su casa, es que no es para menos! Esas canciones, son bellas, pero arrullan! Para qué negarlo!

    Me has provocado un pastelito!

    Y... amé el final... al menos durmieron todos juntos!

    Beso!!!

    * Munani no puedo entrar al blog de Mijail!!! Sabes xq? :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arrullan bastante. Ah! sobre Mijail, es porque ya no nos quiere :( ...

      Mentira! ^^ ha tenido una semanita complicada q ya luego explicará, pero está bien, ya vuelve.

      Eliminar
  11. Que lindo! n.n nunca he ido a uno de esos.... y creo que nunca iré.. jejeje me gusta mas la onda... no se, diría mas llena de ruido, pero tampoco... soy algo mas ogra en ese aspecto! pero que lindo que la hayas pasado bien! y al final comiste algo? <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ogra! jajaja sí comí el pastelito y lo completé en la casa. Tenía un hambre... Saludos!

      Eliminar
  12. Invitación

    Yo tengo un blog, muy simple.
    Estoy hacendo un invitación a vos, para visitar, mi blog, y se posible, seguirmos juntos por ellos.
    Estoy esparando vos.
    Fueza , y una buena suerte.
    Ven para acá.

    www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la invitación, me daré un tiempo. Saludos.

      Eliminar
  13. Todavía no he ido a este teatro, pero siempre me ha gustado asistir a conciertos de música clásica. Y también me gusta la ópera (aunque no voy hace como 3 años). Bueno, lo importante es que pasaron un rato en familia, juntos. Bien por ello.

    ResponderEliminar
  14. El de la foto es el Gran Teatro de Lima? Está imponente! Siempre que paso por ahí me quedo mirando, parece una arquitectura sacada de las grandes metrópolis (cómo se nota que no estamos acostumbrados a tanta majestuosidad u.u) El juego de luces es genial, le da realce y elegancia.

    Yo nunca he ido a un teatro, y menos a una Sinfónica, pero quiero hacerlo algún día sólo por experimentar lo que se siente, me han hablado tanto mis amigos...el día que me regalen una entrada voy jaja

    Y eso sí, no creo que me duerma XD

    Saludos Munani.

    PD: Por cierto, tienes Facebook, twitter?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el teatro es muy bonito por fuera y por dentro. ¿no crees que te duermas? ¡ya veremos! jajaja.

      PD: Sí tengo Facebook, no tengo twitter

      Eliminar
  15. a pesar de q no soy mucho de musica clasica, ya quiero conocer el teatro nacional xD bueno, conosco alguito por mi novio.. mas bien, he visto varios videos de sinfonicas tocando temas de peliculas como las que mencionas e incluso de video juegos.. no estaria mal algo asi en Lima ;)

    ResponderEliminar
  16. Una tarde en la ópera, jajaja. Bueno, yo jamás he ido a ver a una orquesta sinfónica de esas, ni de ningún tipo, ni quintetos de cuerda ni nada. Yo creo que me aburriría un montón, tendría que estar viendo el teléfono seguido, o leyendo un libro, y es que, lo bueno de esa música es que se puede disfrutar sin verla. Uhm, yo que no soy muy entendido del tema, jajaja. Ahora sí, la selección musical me parece muy buena. Por cierto... uhm.. tú eres un buen fichaje... jajaja

    bicos Ricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí pues pero no me llaman jajaja oye Pimpfito estás que te pones al día en mis posts, estás que lees todo! ^^ ¡gracias! no creo que te culturices mucho conmigo jaja pero aprecio que estés pendiente de mi, ya te extrañaba. Un besho!

      Eliminar
  17. Jajaja, ay Munani! Me has hecho reír con tu recogida de cuello, ja! Y tu mami, pucha es que la música clásica es relajante, yo a mis bebas les ponía música clásica y sonidos de la naturaleza para dormir y qué rico dormían! Pero al menos durmieron juntos pues! Jajaja, ay qué lindo, lo importante es pasar tiempo juntos.

    A mí el teatro me encanta, siento un feeling especial que no te sabría explicar, simplemente me encanta, pero he ido a ver obras y ballet, nunca he ido a una ópera y ni a una orquesta.

    Me encantó el post, beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El teatro me gusta pero hay cosas que me dan sueño sí o sí ^^ Un besho!

      Eliminar
  18. Justamente ayer pasé por allí, en la noche. ¿Esta cerca de la Estación La Cultura, no? A ver si uno de estos días voy a una de esas sinfónicas. Es parte de nuestro "Orgullo Cultural"... jaja, aunque dé mucho sueño.

    Saludos.

    ResponderEliminar