temp3

temp3

martes, 31 de marzo de 2015

No te preocupes, ya va a salir



Me tapo la boca y empiezo a llorar en silencio mientras veo pasar las luces de los postes. No quiero que el taxista me escuche pero parece no interesarle en absoluto lo que está sucediendo conmigo en ese momento. Él sigue conduciendo y yo sentado en la parte de atrás trato de calmar esa angustia en el pecho que me genera saber que mi amigo se va a otro país. Es algo tonto pues solo se va por unos meses y yo por mis clases tampoco es que esté yendo seguido al laboratorio, sin embargo, él ha sido una de las personas que no solo me ha enseñado muchas cosas útiles en investigación, sino que ha sido alguien que me ha ayudado cuando ni yo ya creía en mí mismo. En algún momento les he contado que mis prácticas en este laboratorio empezaron de forma catastrófica, iba solo 2 días a la semana por mis horarios de la universidad y todo lo que realizaba terminaba en ensayos fallidos. El chico que por así decirlo me tenía a cargo solo me decía "te volviste a equivocar", "tienes que concentrarte más", "se supone que deberías saber" y muchas otras cosas que aparte de su forma imperativa de dar indicaciones ya me tenían al borde de decirle sus verdades.  Fueron como 7 semanas consecutivas sin resultados debido a que los reactivos que llegaron para mí estaban mal rotulados, nunca hubo error en mis cálculos, nunca me equivoqué al operar, pero solo después de hacer muchas pruebas destinadas a descubrir el motivo de las fallas pude resolver el problema. Por otro lado, Javi nunca fue cruel, no solo tiene conocimiento científico, sino también inteligencia emocional, más de una vez me dijo que en el laboratorio muchas cosas se aprendían del error, pero tras mis constante fracasos yo ya pensaba que el problema era yo. Mientras el chico un año menor que yo me decía "¿en qué te equivocaste esta vez?, Javi me decía "No te preocupes, ya va a salir", mientras uno me ordenaba, Javi me ayudaba, mientras uno me increpaba Javi aún creía en mí. Una vez resuelto el problema comencé a tener resultados. Empezó el verano y avancé bastante la parte experimental. Almorzaba siempre con Javi pues al otro chico felizmente lo mandaron a llevar un curso de verano. Le comentaba de mis planes y él a mí de los suyos. Siempre lo vi como  un hermano mayor pues muy aparte de ya estar comprometido tiene este gusto de aconsejar y así evitarte futuros problemas, claro, solo si te ve interesado en aprender y trabajar en el laboratorio. Como todos, aveces se enoja, pero si en algún momento te tropiezas con su mal genio luego se disculpa. Es una gran persona.

Son las 11 pm y llego a mi casa. El viaje me ayudó a disipar la pena. Siento cólera conmigo mismo por haber estado toda la tarde con él y no haberle podido decir todo lo escrito líneas arriba. Esta tonta crianza de no poder decir todo lo que uno quiere por vergüenza o temor a qué pensará me hace escribir ahora mis sentimientos hacia Javi. Lo que siento por él es gratitud, admiración y amistad. Espero que le vaya muy bien en su viaje, se lo merece.

21 comentarios:

  1. ¿Y por qué no de lo dices antes de que se vaya? Todavía se puede ¿O no? ¿Le temes a algo? ¿A qué?


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribí esto cuando ya cuando él estaba en el avión. Temía que pensara que me gustaba y se alejara. Ya le escribí alunas cosas a su correo jeje Beshotes!

      Eliminar
  2. El fondo blanco del blog me hace la lectura fluida. Gracias por ello.

    Otro abrazo

    ResponderEliminar
  3. No es (tan) tarde, escribele lo que le quieres decir!

    ResponderEliminar
  4. Si ya se ha ido siempre se lo puedes decir a la vuelta. Personameltente si alguien me demuestra con hechos lo que piensa de mí no es necesario (aunque siempre es buen recibido) que lo verbalice.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es muy cierto,me encanta tu comentario porque yo también siempre he sido más de hechos que de palabras. Un Beso!

      Eliminar
  5. BUENO, PUES LO LLAMAS POR TELEFONO!! inmediatamente!!!
    deja de leer esto y ve corriendo al telefono rait nau!!!

    Bueno , lo mejor es sacarse las cosas del pecho!
    abrazote Munani!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja todos quieren que lo llame, me emociono :3

      Eliminar
  6. Díselo, pero, además como mencionas, ya volverá de viaje. Los meses se pasan rápido. Ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya le escribí, gracias por tu entusiasmo ^^

      Eliminar
  7. A veces... Muchas veces pasa.. Las palabras que desearíamos haber dicho no se presentan en ese momento y luego son una cascadade emociones en nuestra cabeza, en el alma misma.

    Lo bueno es que nunca es tarde para decir lo que se siente...

    Las palabras siempre terminan llegando a su destino.

    Un abrazo de luz✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito! lo tendré siempre en cuenta :)

      Eliminar
  8. ¡Aún estás a tiempo! ¡Díselo! :)

    ResponderEliminar
  9. Le irá bien, que bonito post. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  10. Me hiciste acordar de este precioso poema de Gabriela Mistral.
    Te lo dejo de regalo y que nada te calle amigo querido, rompe el viento y las cadenas que te atan.
    Mis abrazos infinitos para ti.
    mar

    GABRIELA MISTRAL.Si yo te odiara, mi odio te daría
    En las palabras, rotundo y seguro
    Pero te amo y mi amor no se confía
    A este hablar de los hombres, tan oscuro

    Tú lo quisieras vuelto en alarido,
    Y viene de tan hondo que ha desecho
    Su quemante raudal, desfallecido
    Antes de la garganta, antes del pecho

    Estoy lo mismo que estanque colmado
    Y te parezco un surtidor inerte
    ¡Todo por mi callar atribulado
    que es mas atroz que entrar en la muerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buu pues sí,se siente feo no poder decir lo que sientes.Qué bonito poema. Gracias

      Eliminar
  11. Mu, de esta historia no me contaste nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahh no, es que siempre hay muchas cosas que contar :p

      Eliminar